Superalimentos: la espirulina

Superalimentos: la espirulina

La espirulina es una microalga que tiene forma de espiral (de ahí su nombre), y es de color azul verdoso por la presencia de clorofila que le da el color verde y de ficocianina, pigmento que le da el color azulado.

La espirulina es un superalimento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de vacuno y contiene una sorprendente variedad de elementos nutritivos: vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucleicos (ADN y ARN), clorofila, y una amplia gama de fitoquímicos.

La espirulina es un suplemento dietético ideal para el antienvejecimiento gracias a su valor nutritivo concentrado, a que es fácil de digerir y a que contiene antioxidantes como el betacaroteno, que es bueno para los ojos, la visión y la salud intestinal.

Este alga microscópica constituye un complemento alimentario de calidad, rico en hierro asimilable que contiene más betacaroteno, hierro, vitamina B12  y ácido gama linoleico que cualquier otro alimento. Contiene además vitamina E, calcio, fósforo y magnesio. Es baja en grasas saturadas, a diferencia de otros alimentos con alto valor nutricional, como los lácteos y las carnes, y aporta ácidos grasos esenciales, que no pueden hallarse en la carne, el huevo y los lácteos. También es baja en calorías.

La espirulina es especialmente eficaz en casos de anemia, desmineralización y agotamiento. Ayuda a recuperar la forma física, la energía y la vitalidad y a desintoxicar el organismo. Además es rica en hierro y es más fácil de absorber que otros suplementos dietéticos. El hierro es esencial para construir un sistema inmunitario fuerte, y es la deficiencia mineral más común.

Es también un potente regenerador de la flora intestinal y es un poderoso activador de los mecanismos celulares de desintoxicación. Nutre y protege al hígado y riñones. Es fuente de vitamina B12 , esencial para la salud de los nervios y tejidos, especialmente para los vegetarianos.

No tiene contraindicaciones graves conocidas tomada en la dosis adecuada. No obstante en algunas personas sin asesoramiento profesional puede tener alguno de los siguientes efectos secundarios como sed, estreñimiento, fiebre, ligero mareo, dolor abdominal y ligera picazón o erupción en la piel.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos sob oblogatorios.